Abiyoyo
Euskadi

¡Ongi Etorri! Bienvenidos a esta laberíntica y heterogénea tierra, tanto como su lengua. Desde la llanura alavesa a la costa, multitud de valles abiertos o cerrados entre montes y bajo ellos miles de cavidades y simas, lo que explica la afición al alpinismo y la espeleología. Y dentro de muchas cuevas verdaderos filones arqueológicos, yacimientos prehistóricos, pinturas rupestres. El mundo subterráneo llega hasta el folclore en versos, asciende por cimas como la de Aralar y se adentra en caseríos que, junto a leyendas, guardan siglos de sabiduría arquitectónica e historia familiar. De las profundidades surgen también genios que adoptan forma animal.

De nuevo en el exterior, la mayor concentración de dólmenes de la Península Ibérica, más de 400, entre bosques caducifolios del norte y perennifolios del sur. Para autóctonos sus deportes: diversas modalidades de pelota vasca, arrastre de piedra, corte de troncos, levantamiento de piedras y originales carreras de contrabandistas. O sus danzas rituales de espadas, el aurresku y la música con sus curiosos instrumentos: eltzagorra, txalaparta, zarrabete, txistu.

El territorio autonómico más densamente poblado e industrializado desde más antiguo, es patria de bertsolaris, curas, guerreros, poetas, científicos, escritores, conquistadores, aventureros, comerciantes, metalúrgicos, mineros, pescadores. No hay que olvidar que la costa, formada por acantilados en su mayor parte y por playas que hacen las delicias de los surfistas, alberga importantes flotas de altura y bajura.

Otra peculiaridad es su cocina, en la que las cuadrillas y sociedades gastronómicas cuidan de que no se pierdan sus recetas tradicionales. Incluso la llamada nueva cocina vasca se beneficia de las mismas y suculentas materias primas. Hasta los modestos bares se convierten en sala de exposición de ese alarde de imaginación y síntesis culinarias que son los pintxos, acompañados del vino de la Rioja alavesa, el chacolí o la sidra.

Por el país discurren, además, dos rutas jacobeas ––el Camino Norte por la costa desde Irún, o el Camino Vasco del Interior o Ruta de Bayona–– con un inmenso patrimonio natural y monumental. ¡Hasta pronto! o ¡Laster arte!

© 2010 Herminia Bevia Villalba

All to know to see to eat to sleep to enjoy share
12345next »
Comments
Related TAGS
Copyright © 2010 Abiyoyo SL | All rights reserved. | Privacy | Terms and conditions.
"in this ugly time, the only true protest is beauty" (Phil Ochs)