Abiyoyo
L
Photos selected by geographical proximity
R
Related guides
More
Madrid, Gran Vía I
Esta calle con nombre de zarzuela, enlace entre el este y el oeste de la ciudad, donde las chirlatas son hoy bingos decorados con execrable gusto y los viejos lenocinios han dejado paso a los sórdidos peep-shows de sus aledaños, puede que ya no tenga menegildas y sólo un Caballero de Gracia, pero sigue siendo la principal de Madrid. Ello no se debe a su extensión ni a su belleza, sino a su carácter abigarrado y mestizo, entre opulento y decadente; resulta obligado recorrerla de principio a fin y permitirle que nos vaya contando su historia.
 
Su trazado actual corresponde a un proyecto iniciado a finales del siglo XIX cuya pretensión era sustituir el dédalo de calles tortuosas y añejas, de nombres tales como Jacometrezo o Carbón, asiento de viviendas insalubres, casas de huéspedes con más cucarachas que parroquianos y lóbregos conventillos donde se hacinaba parte del lumpen y la golfemia de la época, por una arteria ancha y moderna donde, como dice Cansinos, pudiesen construirse rascacielos igualitos que los de Nueva York (esto, salvo en lo tocante al edificio de Telefónica, mojón ciclópeo de la red de San Luis, quedaría para su extremo sur, la Plaza de España, que se entregaría a tan poco recomendables hábitos urbanísticos en fecha posterior). Las obras comenzaron en 1910 con la regia venia de Alfonso XIII y no se dieron por terminadas hasta 1929; mucho más tarde, en 1972, se desmontó el templete que daba entrada a la boca de metro de la Red de San Luis, obra del arquitecto Antonio Palacios y, ya el en presente siglo -año 2002-, sufrió el cambio de su pavimento y se retiraron de sus aceras las columnas informativas (que los castizos habían bautizado como chirimbolos) instaladas años antes por el inolvidable Álvarez del Manzano.
 
Pero, ya que estamos en éstas, subamos a un viejo Leyland blanco y azul de dos pisos que acaba de materializarse ante nosotros por arte de birlibirloque y recorramos, a paso de autobús de los años cincuenta, el casi kilómetro y medio de su extensión, porque seguro que encontramos cosas interesantes que ver y que contar.
 
(c) 2009 Alberto Jiménez Rioja
book
Comments
Related TAGS
Copyright © 2010 Abiyoyo SL | All rights reserved. | Privacy | Terms and conditions.
"in this ugly time, the only true protest is beauty" (Phil Ochs)